Me quiere, no me quiere

 

Me quiere, no me quiere,

punzante cuestión que me aflije.

Deshojando la duda

pétalo por pétalo

al alma sin olor me oprime.

No me quiere, me quiere,

y en la procaz soledad

me extenúo evocando su risa,

ese purgante de mi tedio,

de mi persuasiva duda.

Me quiere, no me quiere,

y deshilando la espera

en en regazo de la tarde,

me entero con jubilo

por sus ojos cafés que hay esperanza.

No me quiere, me quiere,

pero su boca ignota y la mía

aún no son cómplices del beso.

Me quiere, no me quiere,

ella es voraz y llana,

mi pensamiento matinal,

es sueño que se atora entre los párpados

cuando muero por la noche.

No me quiere, ¡me quiere!

le dejo algunos pétalos a la duda

sin llegar a su verdad.

Resumo los pensamientos

siendo ella lo más relevante,

siendo ella a quien quiero.

 

Autor: Roberto Barrera
Texto: Me quiere, no me quiere

 

R de Lola
Y todo el equipo de trabajo no son responsables del contenido de las publicaciones, solamente brindamos espacios libres de expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *