Sobre el amor propio

Sobre el amor propio

Mucho se habla y mucho vemos en los periódicos, revistas, libros y publicaciones en línea, los distintos temas de superación personal, fuerza interior y demás temas de autoayuda; 5 años hacia atrás no hubieran sido mi deseo de leer ni de escribir al respecto. Pero luego de un trasegar profundo y que te sacude por la vida, encontré en ello un sinfín de soluciones y salidas a los distintos obstáculos que nos pone la vida. Pues bien, estos temas se empiezan a volver relevantes en la medida en que nos hacemos más maduros y nuestros corazones y mentes se empiezan a entrelazar.

A diario vemos como las personas a nuestro alrededor, jóvenes, viejos, familias, la señora del bus, el que va en el carro, el señor de los helados etc, todos aquellos quienes nos rodean y quienes componen nuestros círculos sociales cargan, cargamos un lastre como esa cruz pesada que nos describen cargo Jesucristo. Este lastre, esta cruz, estas dificultades, tristezas, despechos, desamores y eventualidades que marcaron nuestra vida, muchas veces nos impiden bien sea por la ignorancia misma, o porque no queremos, ver más allá de nuestras propias posibilidades. Hoy gracias a internet, tenemos la posibilidad de comunicarnos de manera más rápida y eficiente lo cual nos permite intercambiar ideas y propuestas de mejor forma.

En esta dinámica y contextos las soluciones empiezan a ser más evidentes ante nuestros problemas y obstáculos. No puedo decir que sea la solución definitiva, pero ciertamente fijarnos en estos títulos y publicaciones tan amplias a las que podemos acceder en la web, nos permiten abrirnos paso en el camino del autoconocimiento y la transformación personal y social para nuestro bienestar. Atrás quedaron las tristezas, las amarguras, las peleas y los sin sabores que da la vida. Hoy podemos aprender de manera más consiente racional y sincera sobre el papel que debemos cumplir en la vida.

Hoy nos damos cuenta que la vida es un sueño, que se va rápido, es una carrera que con un suspiro termina y por ende debemos aprender a vivirla al máximo, entendiendo quienes somos, que queremos y a donde queremos llegar. Hoy tenemos la posibilidad de seguir nuestros propios sueños y fijarnos metas posibles con mayor facilidad de cumplir. Sin embargo, hay que trabajar por ello, ser disciplinados y aprender que la vida se trata de una película en la cual tu escoges el papel que quieres interpretar. Todo a nuestro alrededor se configura de acuerdo a las expectativas, miedos, metas, sueños y capacidades que tengamos de poner a funcionar nuestros pensamientos y sentimientos para bien.
Así que es decisión de cada quien abstenerse de pensar, imaginar y soñar, llenando su vida de vacío, o escudriñar entre esa fuerza que palpita y que hace mover nuestros corazones con servicio a dejar una huella positiva en las personas que nos rodean. Bien sea tu familia, tus hijos, tu pareja, tus amigos. Es decisión propia amarte y respetarte o hacerte daño; con el tiempo aprendemos que violentarnos y dañarnos no sirve de nada. Decir malas palabras y envenenar nuestros cuerpos con pensamientos desgastantes nos llevan a la miseria, la pobreza, el abandono y la escasez. ¿Y quién quiere eso? Si todos queremos ver nuestras neveras llenas, nuestras billeteras llenas, queremos regalarles un viaje a nuestros padres, salir con nuestros amigos, conocer lugares inexplorados.

Darnos una buena vida y estimular nuestra creatividad para crea, debemos empezar por amarnos a nosotros mismos, la invitación es a amarnos sin restricciones, empezar por ti mismo ya es un gran paso, crecer en amor y en abundancia es importante, aprender a respetar a aquellos que piensan y dicen diferente y a transformar nuestros sueños en metas capaces de transformar la vida de quienes nos rodean, para bien. Es una invitación a fluir, a crear, a crecer en conjunto, sin estigmas, sin prejuicios, sin miedos, esa es la vibración de un nuevo planeta que se abre ante nuestros ojos. Solo es necesario que lo vivamos que lo disfrutemos y nos conectemos con ese ser hermoso, maravilloso y especial que tú y yo llevamos dentro.

Autor: Diego Reyes
instagram: dego.at3
mail: diegoreyes9309@gmail.com
Texto: Espectro

 

R de Lola
Y todo el equipo de trabajo no son responsables del contenido de las publicaciones, solamente brindamos espacios libres de expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *