Hygge

Hygge (se pronuncia “hu-ga”) es un concepto que nace en Dinamarca siglo XIX, como término tiene su origen en una palabra noruega que significa “bienestar” y se refiere a “lo acogedor”, a la calidez, a lo esencial de esos momentos en los que nos sentimos a gusto con otros o con nosotros mismos. Son instantes cálidos para vivir “el ahora”, es muy cercano al estilo de vida minimalista porque se enfoca en disfrutar con elementos cotidianos; es como la simplificación de los momentos significativos, no se necesita mucho para sentirse feliz.

Es más una actitud ante la vida, el querer tener una vida agradable en base a momentos acogedores y simples como por ejemplo: sentarse frente a una chimenea leyendo un libro tomando vino caliente durante el invierno, tomar un te relajante luego de practicar yoga, caminar descalzo por la playa, reunirse con amigos o familia para disfrutar de un almuerzo o una cena a la luz de las velas. La idea es estar relajado, sentirse cómodo “como en casa” y olvidarse de las preocupaciones del día a día.

Hygge- Ricón de Lola
Hygge- Ricón de Lola

Este concepto lo descubrí hace unos años, creo que antes de ser minimalista (que para ser sincera estoy en proceso) y me cautivó por sus cero complicaciones algo que va de la mano con el minimalismo como estilo de vida, por eso decidí escribir este post, creo que en diferentes culturas hay estos conceptos de vida sencilla y significante que debemos conocer y que nos enriquece a todos.

Cuando la sencillez se hizo significante…
Hygge es un término que no tiene traducción literal porque para los daneses es algo que se tiene que sentir, está relacionado a espacios íntimos, no siempre cerrados; pueden ser lugares abiertos donde sentimos conexión con el otro, con nosotros mismos y/o con la naturaleza, lo importante es que tenga calidez que nos haga sentir cómodos y relajados. Puede ser en una casa, pero también en un espacio privado dentro de un restaurante o en algún lugar abierto como un jardín, parque o terraza; es decir, esas cosas sencillas de la vida.

Los daneses se dieron cuenta que los momentos trascendentes para nuestra vida son los cotidianos los del día a día. Instantes entrañables que pasamos junto a las personas que más queremos tomando un café y conversando o momentos con nosotros mismos como ir al sauna, practicar yoga, hacer meditación algo que nos haga sentir relajados; son buenos para el alma, para enriquecer nuestro mundo interno y mejorar nuestras relaciones, para tener paz mental. Compartir nos ayuda a tener mejor conexión con los demás y con nosotros mismos.

Algunos lo definen como “la intimidad del alma”, es una idea arraigada en sus tradiciones danesas, es muy difícil entender su importancia histórica y social. Aun así, puede ser aplicada en nuestra vida, es sentir ese confort que no es lujo; sino que te lo proporciona la calidez de un hogar o lugares acogedores donde pasar un buen momento.

Para nosotros los minimalistas, no es complicado aterrizar estos conceptos etéreos del hygge, como nos enfocamos en lo esencial y nos interesan más las experiencias que los objetos, podemos organizarnos mejor para disfrutar de esos instantes de bienestar donde lo acogedor de la atmósfera lo creamos través de nuestra actitud; pero también nos podemos ayudar creando dichos espacios y organizando eventos para familiares o amigos.

Aquí algunas ideas para disfrutar de “hygge”:

1. Ambientes sencillos pero acogedores, pueden ser en interiores (recomiendo usar velas o incienso) o exteriores (terraza, parque, playa, etc).
2. Complementar las atmósferas con música para relajarnos: escoger de acuerdo a la ocasión o actividad y a quiénes participan de la reunión.
3. Leer un buen libro o una buena película.
4. Tomar un baño relajante a la luz de las velas.
5. Organizar un picnic y disfrutar de la naturaleza.
6. Paseo por la playa descalzo.
7. Practicar yoga o meditación.
8. Reservar un espacio privado y acogedor en un restaurante para uno grupo pequeño de amigos.
9. Tomar chocolate caliente o cualquier bebida caliente en invierno cerca a una chimenea.
10. Compartir momentos adorables con tu mascota.
11. Tomar desayuno en la cama un feriado o domingo.

Hygge- Ricón de Lola
Hygge- Ricón de Lola

Anímate tú puedes crear tus instantes “hygge” con pocos elementos, lo esencial es invisible a los ojos como decía el Principito, lo importante es cómo te sientes.

Espero que les haya gustado este post, creo que este concepto danés está relacionado estrechamente con el minimalismo como estilo de vida, que si bien existe como tal desde hace 10 ó 12 años, éste existe desde hace mucho tiempo en la cultura escandinava y en la cultura japonesa. La sencillez de la vida cotidiana pude ser muy significativa si nos proponemos a vivir en el “ahora”, así con lo que tenemos con lo que somos sin complicaciones.

Les agradeceré comenten que les pareció este post y si tienen alguna experiencia “hygge” compártanla aquí abajo.

 

Texto: Maggie Maldonado Moreno
Fotos: Pinterest
Blog: Madlynn Minimal

 

 

R de Lola
Y todo el equipo de trabajo no son responsables del contenido de las publicaciones, solamente brindamos espacios libres de expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *